La vuelta a clases está marcada por un alto impacto emocional, propicio para el aprendizaje a largo plazo. Te invitamos a poner en práctica estas herramientas neuropedagógicas.